PANAMA PAPERS

O el problema del secreto bancario:

¿Cómo es posible que haya regiones de impunidad para el resguardo incondicional de botines mal habidos? El reciente evento de las filtraciones de documentación financiera procedente de Panamá (#PanamaPapers) impulsa el replanteamiento de los términos de cooperación en materia de intercambio de información para la persecución y sanción de delitos fiscales, demanda el perfeccionamiento del marco institucional de relaciones diplomáticas con los países hospitalarios al capital financiero, y obliga al replanteamiento del concepto jurídico de secreto bancario y a la generación de una reflexión de-constructiva de las nociones que en torno a este problema se generalizan hasta ahora irreflexivamente bajo la normalización de la acumulación irrestricta de riqueza; y convoca al ámbito académico de la sociedad a establecer una discusión bien estructurada que funcione como marco de sentido, contexto analítico y factor de orientación para que los relevantes cambios que se requieren para superar estas deficiencias del modelo de relaciones económicas vigentes, tenga lugar en la sociedad. La crisis de credibilidad de un estado puede parecer una posibilidad de justificación para quienes temen la persecución política o son acechados por los conflictos de poder; pero más en el fondo ¿cabe suscribir hoy día una afirmación del concepto de la propiedad privada hasta el punto donde no haya límites para las posibilidades de acumulación particular y más aún para el privilegio de reservar en el anonimato dichas posesiones? La anterior pregunta refiere dos grados de privilegio financiero distinto, y el contexto social de nuestra época, se orienta decididamente, a partir de eventos como la filtración de los documentos panameños, al replanteamiento de esos fundamentos del capitalismo financiero, del libre mercado de capitales y del alcance legítimo de los derechos de propiedad en el siglo XXI. En tanto una revisión de estos fundamentos sea posible de articular y discutir generalizadamente hasta el grado que impacte en el perfil de las plataformas políticas que se ofertan al electorado y por esta vía se abran paso en el seno de las élites políticas de las organizaciones estatales, un evento como éste sólo va a repercutir moderadamente, quizá en la particularización y sanción de algunos agentes, pero concluyendo al fin y al cabo en un re-procesamiento interno, y en un refinamiento de los mismos mecanismos que hoy han permitido los más atroces desfalcos: la existencia de regiones de excepción fiscal, y en última instancia el derecho a la acumulación irrestricta bajo los más eficientes cánones de secrecía bancaria, una cuestión, nada menos, de poder, y de criterios orgánicos de la articulación social. De acuerdo con lo analizado aquí, nada menos que dos de los más complejos y problemáticos fundamentos de la sociedad moderna, pendientes de una seria revisión.

@cesargarciarazo

http://www.cesargarciarazo.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s